Cristina II

Pues tenia pensado, como te digo, escribirte para darte las gracias de nuevo, porque consigues, con tu libro, que esboce esa media sonrisa en la cara que hace que le imite el resto el cuerpo, y no sabes lo bien que me viene en estos momentos, después de abandonar la isla y sumergirme en la vil burbuja de la existencia mundana. Por eso me compré “Luna de Formentera” porque intuí súbitamente que sería mi talismán contra la contaminación emocional que se está apoderando de la gente que, por cobardía, desconocimiento o falta de miras se empeña en vivir en estas aglomeraciones urbanas.

Pues eso, que me encanta tu libro, que lo estoy devorando como Chelo los boquerones, que no solo lo pienso terminar sino posiblemente releer, a falta del que le antecede que seguro caerá en mi próxima visita a Formentera. Te iré informando conforme avanzo. Me gusta esto de poder expresarle al autor lo que hace sentir su obra. La próxima será mas explÍcita y aludiré a momentos concretos del libro, hoy me pillas entusiasmada.

Anuncios