Luz

Ayer, cuando fui al hospital para un control rutinario, la visita se demoró más de lo acostumbrado. Pero esta vez no me molestó, incluso lo agradecí porque leyendo Luna de Formentera estuve muy entretenida.
Muchas gracias por el buen rato que me regalaste con el libro, tan distinto de las aburridas esperas habituales…

Anuncios

Isabel

Tenía en la memoria Luz de verano, quizá idealizado en el recuerdo y entonces Luna de Formentera me estaba resultando menos interesante o atractivo. Pero leyendo, en el avanzar de la historia, encontré dos cosas, dos pensamientos, que me cautivaron.

Ahora que he leído los dos libros, pienso diferente. Me parece mucho mejor, mucho más cautivadora e intensa esta segunda parte, Luna de Formentera.
Ojalá haya un tercero de la saga de Chelo y Anata.